Pablo Pinasco


Cuando eras chiquito yo te llevaba siempre de la mano. Trataba de que la locura no te tocara nunca, de que fueras feliz. Te he acompañado en el hospital de la bicicleta, he sostenido tu cabeza en el borde del inodoro allá, en Costa Rica, te he preparado tortas, tartas, empanadas... Ahora ya sos grande (no tanto, claro) y ya no te llevo de la mano porque vas solo por ahí y bastante bien que caminás. Los días que pasamos juntos este julio fueron los más felices de mis últimos años y vos me llevaste de la mano, me abrazaste, me llenaste de regalos, me quisiste como querés vos: tan dado, tan simple, tan tiernamente. Te amo, hermano mío, hasta el cielo, hasta el fondo del mar. Siempre siempre siempre.

Feliz cumpleaños, Papouneche, Bailaor, el mejor hombre de este planeta.

Comentarios

Thaís GDS ha dicho que…
me encantó, la más tierna y, feliz cumpleaños a él.
Anónimo ha dicho que…
Che, cambiame esa foto que es un espanto.
Parezco un cantante super grasa...

El enano

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes