domingo, 23 de agosto de 2009

Que llueva

Me gustaría que llueva, que el aire se llene de plumas húmedas y los cristales se vuelvan líquidos y blandos, que el mundo se disuelva, que se haga una noche cerrada en pleno día tras la cortina de agua... me gustaría que me abraces debajo de las mantas mientras caen las gotas en el patio mojado, que me hables bajito para que yo me duerma envuelta en tus palabras, que me acaricies la planicie del vientre donde se acumulan las gotas como en un suave pozo, que llueva sin principio ni fin desde siempre y por siempre, que se mojen los besos que nos damos, que el sol se vuelva agua tibiamente amarilla y caiga sobre nosotros abrazados, que me cuentes qué cosas son los genes los cromosomas las bacterias, que yo te escuche, que te rías con tu risa de plata de cristalitos líquidos de pájaros mojados de mariposas azules, que comamos en pleno desorden y sin ninguna ceremonia posible, que te pares junto a la estufa y me abraces, que me escribas con tinta que sea como agua titilante, que nos durmamos finalmente enredados como ráfagas de garúa salvaje y suavísima y al despertar nos hayan crecido alas de gotas enhebradas y no haya cesado la tormenta.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...