martes, 29 de septiembre de 2009

Escrito en el cuerpo

Dijiste.
Tu nombre en mi cuerpo.
Y yo dije sí.
Y agregué .
Tu nombre en mi cuerpo.
Y vos dijiste sí.
Siete letras en tu piel con tinta indeleble.
Seis letras en mi piel con tinta imborrable.
Tan literarios nombres que sólo repetían la tinta con la que siglos atrás ya habían sido escritos y con la que otros habían vuelto a escribir sobre ellos.
Y nosotros entonces volvíamos a escribirlos para tatuarlos en nuestra piel que se enredaba superponía entremezclaba se perforaba se estremecía y sangraba
Porque nuestros menudos corazones, fuertes como tormentas, sólo sabían sangrar.
Después pasó la vida.
A mi nombre en tu cuerpo lo taparon las hiedras de la memoria.
Sobre tu nombre en mi cuerpo vuelan dos mariposas.
Pero ahí estarán
eternos
imperecederos
indelebles
imborrables
escritos en nuestro cuerpo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...