miércoles, 30 de septiembre de 2009

Algo cae en el lavabo

Hallar la voz que se revierta en el aire y estrene un vuelo de alas y escamas y todavía que suenen las flautas de cristal junto a los estanques dormidos donde la bruma se hace pez y se desmembra en sutiles colores contra las gotas. Yo pienso en vos y no puedo imaginar cómo es que ahora siento el otro lado, el que siempre estuvo entre nosotras pero nadie veía. Es tan difícil ahora remar contra el río que baja para alcanzar otra vez la naciente. Yo quiero estar en carne viva y vos sólo deseas sobrevolar por la superficie del mundo para que no se anegue demasiado lo que no podés ya sentir. Jamás pude abrazarte -y te lo dije- ni llorar en tus brazos ni decirte que te quería porque ofreciste muros de hielo a mi ternura que no necesita demasiado para ir naufragando y morirse de una muerte veloz. Quiero que el viento limpie el aire que respiramos de aquí en más y no sé cómo hacer para despertar los huracanes de tu corazón.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...