Ars amandi

Esperanza de furia: viento rodado sobre el cuello desnudo y titilante. Después la boca como un cántaro volcado en la sábana, debajo de la pierna que oprime. Respiración y trago de saliva que rodea como un vapor caldeado. Líquidos arrojados en el centro del cuerpo: caverna en luces umbrías: pasarelas: zaguanes de carne donde el deseo se agazapa y salta para clavar sus dientes en las orejas: lluvia de peces, salobres renacuajos vitales nadando entre glóbulos rojos despedazados y después aire caliente y seminal fragancia sobre la lengua y en las fosas nasales sólo el gusto salado de la piel que se retira, se llena de turgencias, se estremece. Túneles y trenes luminosos, veloces, despedidos en pos de una estación que se demora gozosa. Marca de dientes sobre los territorios corporales, lencería en cajones cerrados y manso enfebrecidas. Más luego el sueño para vencer al tiempo perentorio que no quiere entregar más de lo que ya dio para la fiesta.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
disgusting
Julieta Pinasco ha dicho que…
Anónimo:
I am sorry that you have not liked it...
Anónimo ha dicho que…
Anónimo2:
A mí, en cambio, me encantó.

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes