miércoles, 14 de octubre de 2009

Ars amandi

Esperanza de furia: viento rodado sobre el cuello desnudo y titilante. Después la boca como un cántaro volcado en la sábana, debajo de la pierna que oprime. Respiración y trago de saliva que rodea como un vapor caldeado. Líquidos arrojados en el centro del cuerpo: caverna en luces umbrías: pasarelas: zaguanes de carne donde el deseo se agazapa y salta para clavar sus dientes en las orejas: lluvia de peces, salobres renacuajos vitales nadando entre glóbulos rojos despedazados y después aire caliente y seminal fragancia sobre la lengua y en las fosas nasales sólo el gusto salado de la piel que se retira, se llena de turgencias, se estremece. Túneles y trenes luminosos, veloces, despedidos en pos de una estación que se demora gozosa. Marca de dientes sobre los territorios corporales, lencería en cajones cerrados y manso enfebrecidas. Más luego el sueño para vencer al tiempo perentorio que no quiere entregar más de lo que ya dio para la fiesta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

disgusting

Julieta Pinasco dijo...

Anónimo:
I am sorry that you have not liked it...

Anónimo dijo...

Anónimo2:
A mí, en cambio, me encantó.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...