viernes, 9 de octubre de 2009

Retórica del desvío

¿La denotación es el estado natural del lenguaje y la connotación, su estado cultural?
¿Y desde cuándo el lenguaje es algo natural?
¿No será que la connotación es el fetiche de la subjetividad?
¿Por qué no hablamos siempre en forma literal?
El desvío de lo figurativo me deja en una posición incómoda como enunciadora y, más -mucho más- si me corresponde la destinación.
La literatura es la perversa de la casa: alejándose continuamente de la legalidad. Es la que es y no es, la que dice y no dice, la que está y se fue.
Yo padezco de significosis -burda demencia de la significación proliferativa.
Sufro de lectura plural incontrolada
y no puedo oponer barreras a mis desbordes anárquicos por hallar sentidos.
De tanto leer lo que no se dice en forma literal transformo a cada texto en sinónimo del único: el que yo deseo escribir.

4 comentarios:

Danchu Efron! dijo...

profe vas a ver que te re voy a aprobar sintaaaaaaxis jaja mi mejor amigo ♥

Mónica Volonteri dijo...

Acá el doctor García Cartagena dice que padeces de simiolexia y se cura poniend un almacén como el del papá de Manolito.

Julieta Pinasco dijo...

Decile al doctor García Cartagena que ya probé con el almacén, con la verdulería y hasta con el lavadero de autos...Estoy a punto de poner un bar de tragos y fritura de pescado en la orilla de cualquier mar y ser definitivamente feliz... Eso sí, ¿se vendrían a tomar unos daikiris de frutilla conmigo cuando caiga el sol?

Mónica Volonteri dijo...

Obviamente que sí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...