Carencia

-Eres hermosa.- dijo él.
-Me falta una mano -replicó ella.
-Te faltan muchas cosas, y por eso eres hermosa.

Rabith Alameddine, El contador de historias

Comentarios

Lucía Elisavetsky Campos ha dicho que…
Me mueeeeeero. Qué lindo qué lindo.

Entradas populares de este blog

Mi familia/ Pespuntes azules

Leer: la mirada de los otros

La mujer incorrecta