El té

Voy a vivir tranquila en un universo que sea mío y sólo mío
y en ese mundo voy a invitarte a tomar el té.
Tazas de porcelana
platos de dulces
y tus manos descansando en las mías
mientras las voces van creciendo,
enredaderas fértiles del sueño,
y vos y yo volvemos a reír.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes