domingo, 28 de marzo de 2010

El tiempo

Qué nada es un mes en la cuenta final de una vida. Apenas unos días cubiertos de pelusa que se amontonan en un rincón del almanaque donde se ve el vórtice del año que va yéndose. Sin embargo, podría enumerar la textura de cada minuto de ese tiempo, el peso denso de sus segundos, la cualidad estrepitosa de los instantes que se han hecho profundos como zanjones donde el agua se estanca. Ya lo decía el viejo "Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo*".

*Jorge Luis Borges, "El amenazado"

1 comentario:

Anónimo dijo...

Juli querida, Juls, Julx y todos los nombres que quieras y te gusten, te mando el abrazo más fuerte que me salga hoy, en medio del no-puedo-creerlo-aún, que me atacó desde hace unos días...
Encontré cosas, me sumí en recuerdos, tengo los pedacitos míos para coser a los tuyos, supe que se me murió un pedazo de historia y un enorme amigo, encontré cosas que había olvidado, te ví a vos con tus chicos, con el cumple de Pablo, y con todo tu dolor, y no pude más que llorar como hacía mucho no lo hacía...
Gracias por tu cariño y tu calor, Juls. Sólo sé, y de ello estoy absolutamente convencida, que Mariano encontró la felicidad al lado tuyo. Aunque fuese al final del camino, sólo por haberlo compartido con vos, todo lo demás valió la pena.
QUé lindo quedarse con esa hermosa sensación de haber amado y haber sido amada. De amar y ser amada. De saber que polvo será, pero polvo enamorado.
Sos grande, Juls. Exiguo tu cuerpo y grande tu alma, tu espíritu, tu corazón.
Nada. Te quiero mucho. Muchísimo.
Lis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...