La Muerte

Te miro despojada de mí
y te deseo mío
y te sé de la Muerte
y te llamo con mi boca vacía
y te nombro desdibujada y sumergida en aguas
y te digo los verbos que te andaban surcando entre los dedos
y te suspiro en el hueco de tierra donde duermes
para que te despiertes
para que puebles mi piel con tus superlativos
para que me rescates del ahogo
para que me dibujes el alma de colores
para que llenes mi boca con tus besos
pero mi cuerpo que te llama
te ve morir de muerte taciturna y equívoca
te ve morir de humedad corrosiva
te ve morir
y se despoja mi sangre
por las alcantarillas del silencio
que eso y no otra cosa es estar muerto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes