domingo, 14 de marzo de 2010

Nombres

Mariano jugaba hasta el hartazgo con mi nombre. Jamás me dijo Julieta. Fui Juli, Juls, Julxs. Tuve una etapa de geisha en la que me llamé Shu-li. Y, durante bastante tiempo, en nuestros escritos, fui, francesamente, Julie. Pronto se le adosó un Julis lo cual dio el extraño Julie-Julis.
De esa etapa son estos dos dibujos que yo pinté para él.
Todo eso antes de conseguir mi Giulia y sus subsiguientes deconstrucciones en Giulina, Guilísima y así ad infinitum...
Me pregunto con qué nombre me deberé ahora bautizar.





Cliquear en las imágenes para agrandar

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...