miércoles, 31 de marzo de 2010

Oración


Fui criada sin Dios.
Me educaron en la materia que trasmuta por leyes científicamente comprobables, en la sociedad que muta dialécticamente, en la fe en el progreso y la utopía.
No puedo imaginar sentir que hay algo/alguien que decida los destinos y rumbos de la vida que, creo, están siempre en manos de los individuos.
Desde Santo Domingo adonde ya hace veinte años mudó su cuerpo diminuto que dio tres hijas en el mientras, Mónica, mi amiga íntimamente mía, me envía una oración para que yo la repita cada viernes.
La digo y, curiosamente, mi alma se calma.
Necesito entender qué te ha sucedido con tu muerte.
Necesito comprender qué hago ahora con lo que me ha quedado y crece como una planta cuya vida no logro vislumbrar qué cielo va buscando.
Necesito pensar qué es decir una oración durante innúmeros días para que tu alma vuele libre cuando fui educada en la materia, la sociedad, el progreso, la ciencia y la utopía.
Como siempre, leo para hallar quien pueda responderme.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...