Un deseo

Si me fuese dado un deseo -sólo uno- pediría que me fuera permitido volver a dormirme como una mansa alondra en el hueco caliente de tu abrazo y permanecer siempre allí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes