viernes, 16 de abril de 2010

Curiosidades


Hace cosa de un mes, en mi correo, todos los días aparece un texto del I Ching a nombre de un o una tal Mari. En principio, no entendí bien de qué se trataba; después, me di cuenta de que alguien se había suscripto a algún sitio de esos que envían un mensaje diario y había puesto mal su dirección de correo de modo que yo estaba recibiendo lo que le correspondía a Mari.
A la tercera vez que cliqueé "eliminar", pensé que, quizá, la opción fuera desuscribirme y entonces leí por primera vez lo que el I Ching le decía a Mari o quizá lo que Mari me estaba diciendo a mí. Sé que los oráculos se caracterizan por una vaguedad tal que los convierten en aplicables a cualquier situación; pero a lo largo de este casi mes, el I Ching/Mari me ha dicho justo lo que yo necesitaba escuchar.
Conclusión; no me desuscribí y cada mañana veo lo que Mari tiene para decirme.
A ella o él (Mari es, también, un curioso diminutivo) le agradezco la contención inconciente de estos tiempos y vaya como muestra el post de hoy, viernes 16 de abril.
Heng: La Duración
No interrumpir ni modificar el camino que has iniciado. Todo evoluciona y los vientos se mueven continuamente hacia el objetivo final . Este movimiento es positivo, vívelo con conciencia y afrontarás fácilmente las pequeñas o grandes dificultades que se te presenten.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...