martes, 6 de abril de 2010

Pececitos azules


En medio del segundo que no pasa, hago un túnel con ladrillos de días que se fueron: amontono el ladrillo en el que vos me hablabas de familia, un par donde se oye tu risa desgranada, otros pintados con los dibujitos que me hiciste, varios con una cena debajo de tu tilo. Los voy uniendo, uno tras otro, para llegar al sitio donde el sol se hace agua y nadan pececitos azules. Nos sumergimos juntos en las aguas espesas que tiene la memoria y son de líquidos tibios donde el calor se rompe en lentejuelas rojas. En ese mar nadamos de frente, de costado, boca abajo. Escupimos burbujas hacia arriba mirando el cielo que brilla a lo lejos, encima de la espuma. Bajamos vertiginosos a la profunda arena y dejamos que nos ondeen medusas de trajes vaporosos. Después, cuando la noche se enciende con todas sus innúmeras estrellas, cierro la boca de mi túnel y vos te venís conmigo caminando sin prisa por la playa.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...