sábado, 3 de abril de 2010

Fragilidad

Qué frágil era todo.
Como si fuera una hoja de escarcha
y yo grabara tu nombre con mi dedo.
Como si fuera una voluta de humo de madera mojada
y yo dijera a través tu palabra.
Como si fuera un halo de perfume
y yo me sumergiera para verte.
Qué frágil era todo.
Como si fuera vida, gritos, abrazos, besos
y viniera tu muerte y lo vaciara todo
hasta tu misma sangre
y yo quedara absorta sin comprender
por dónde continúo
más frágil que la escrarcha, que el humo, que el perfume,
que la vida y la muerte.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...