viernes, 16 de abril de 2010

La voluntad

Me senté y enumeré una por una todas las cosas que vine haciendo desde que te moriste. La rúbrica fue un melodramático: "Y bueno, hago lo que puedo porque, a decir verdad, estoy muy desconcentrada y me salgo de sistema con facilidad...en fin, lo que puedo." Me miró y dijo: "Pues podés mucho para un mes y medio." Y enumeró: "Un libro de poemas, las clases, un proyecto editorial, un libro de artista, fotos, poemas, revisar una novela, evaluaciones... Yo diría que bastante es." Suspiré y pensé que sí, que era bastante; pero que todo era a fuerza de voluntad. Vos te reirías y dirías: "Meu deus, ¡cuánta organización!"

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...