viernes, 30 de abril de 2010

Manual de supervivencia

Hubo épocas en que tocaba el piano y otras en que bailé en puntas de pie.
Ahora intento asirme de imágenes y palabras para no naufragar.
Te he hecho en mi alma un nido de tibieza con colores y sustantivos que sólo saben de vos.
En mis fotos, la nostalgia del amor late con una punzada de dolor y felicidad.
En mis palabras, el corazón se reviste de felpa para soportar la noche de tu muerte otra vez más.
Sobrevivo con pequeñas acciones cotidianas y porque cada día te extraño mucho mejor.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...