jueves, 8 de abril de 2010

Regreso

Me plancharé el vestidito azul y verde que te gustaba tanto.
Lavaré los cabellos con agüita de flores y me quedarán los bucles perfumados y suaves.
Tendré zapatos nuevos que brillarán como espejos al sol.
Llevaré en un papel la lista de todo lo que quiero decirte para que nada se me vaya a olvidar si el corazón me salta como un pájaro en el medio del pecho.
Después me sentaré en esa plaza donde vos te acostaste en un banco con la cabeza sobre mi vestidito y me contaste, con los ojos cerrados, un collar de secretos. Yo te escuchaba con los ojos mojados mientras mis tibias manos rozaban tus cabellos.
Allí te esperaré el tiempo que sea necesario,
hasta que pase una brisa muy fresca, con aroma a tormenta, a pan tostado, a casa que tuvimos, a sábanas y besos, y me toque la nuca y me roce los labios.
Sé que entonces habrás venido a verme.
Yo juntaré mis cosas y volveré por la calle de tierra, segura de tu amparo como lo estuve siempre cuando te acurrucabas como un ovillo de lana en mi bolsillo para amarme.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...