Un punto insoslayable

Espero en esa esquina que vuelvas, que regreses, que me llames con mi nombre, que aparezcas y me sorprendas. Pero la muerte -tu muerte es la única muerte que me sigue aconteciendo a cada rato- ha dejado una ausencia que se hace enorme boca hambrienta y se lo traga todo, menos la sensación terrible de que te has ido para siempre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes