Viaje

Apenas en unas horas viajo a San Bernardo. Con amigas que me quieren, me valoran, me acunan y me respetan sin pedirme que esté de ninguna forma particular. Volveré a ver el mar, las calles por las que caminamos este verano, los lugares donde nos reímos y la plaza donde tantas cosas me contaste entre lágrimas. Sacaré, como siempre, muchas fotos, escribiré, leeré, dibujaré y trataré de que la vida transcurra como siempre: con altibajos, pero hacia adelante. Cada día aprendo a extrañarte mejor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes