martes, 25 de mayo de 2010

Mariano Levin: el deseo familiar

"Le rogué a Dios que me concediera un hogar feliz lleno de gente que me quisiera."
Orhan Pamuk

Yo no creía en la familia. Vos me hablaste una y otra vez del calor del hogar, del nido, del ovillo donde se acunaban los sueños, del regreso y la compañía. Me hablaste hasta llenarme los poros y los ojos con el deseo de lo que nunca deseé y, cuando esa necesidad prendió en mí y brotó como el manantial debajo de la piedra, te moriste dejándome con el deseo y la imposibilidad. Ahora, todas las noches, pido que se apaguen mis sueños para poder seguir con quien yo era antes de vos. Pero no me es concedido sino llorar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...