Pasividad

A veces querría romper todo para que nada continue.
Pero me quedo en mi lugar, callada, terca, perdida...
y lloro.
Después escribo para que el mundo siga.
Como siempre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes