Hienas y leones


Restos.
Las hienas comen restos.
Lo que no devoraron cuando la sangre iba bullendo.
Y se ríen.
Felices con los restos putefractos.
Yo soy una leona que ha cazado en la madrugada
y ahora cuida su guarida en la selva.
Ellas ríen.
Yo sola sé de qué color era la risa del león.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes