jueves, 3 de junio de 2010

Los pájaros

En medio de mi cuerpo quedó tu nido, un pequeño resguardo en el que te alimento cada día y te pregunto cómo hiciste para pasarte tantos días hilando tu secreto. Leo en tus letras el color de tu miedo,y entonces pienso que tu corazón era una nave honda donde mis huesos se hacían transparentes y me llevabas en todos los bolsillos de tu cuerpo para oler mi perfume cuando ya no estuvieras, cuando te hubieras muerto para todos. Yo te beso en el aire y sirvo té en mis tazas de panzas achatadas mientras el día crece, mientras el día pasa, mientras llega otra hora, igual a la pasada, que dice que partiste, que nada puedo hacer sino pensarte para que estés aquí, para que pases tu mano por mi cuello que te aguarda. Y nada se supone, excepto que te has muerto y están aún los pájaros cantando.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...