martes, 20 de julio de 2010

Camino

oTodos los días caminamos: con pequeños pasos para adelantarnos sólo un tanto así. Pero ese tanto es una gran zancada, que nos deja cada día más cerca del río por donde el agua fresca corre. A veces nos quedamos detenidos, otras nos desgarramos de dolor y cansancio; pero ya vamos aprendiendo a engañar a nuestras propias trampas para que no nos ganen. Hemos pasado siete largos, oscuros y luminosos días. Ya sabemos que para rozar el día quince, hay que pasar el ocho, el nueve y así... Tiendo mi mano para tomar la tuya cada vez que me necesités.

1 comentario:

Tallahassse dijo...

Siempre me gustó ese poema que dice se hace camino al andar. Poco a poco se construyen los grandes sueños, si nos damos por vencidos en el día ocho, ¿cómo llegar al 15? Mejor no se puede explicar :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...