sábado, 31 de julio de 2010

Scherezada y el único cuento importante


"Ahora", dijo el príncipe. Pero, Scherezada, que no en vano era su madre y ya tenía larga experiencia en monarcas inmediatamentistas, lo miró con ternura y dijo, "Ahora no; mañana." "Para mañana falta mucho.", exclamó el niño. "Sí" , agregó ella, "pero siempre llega." Y al día siguiente cuando el príncipe volvió a decir ahora; ella volvió a aclarar que mañana. Y así se pasaron una larga temporada jugando con los adverbios de tiempo hasta que un buen día el que ya era un joven despertó, la halló dormida a su costado en un sillón, la abrigó con una manta y cuando ella entrebarió los ojos, agotada, susurró acariciandole el rostro avejentado: "Duerme, mamá, ahora yo te cuido. Ya veremos qué hacemos mañana."

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...