martes, 10 de agosto de 2010

Día 9

Nadie llamó a mi puerta.
Nadie escribió una tarjeta.
Nadie envió flores rosadas.
Pasó este 9.
Y pasarán los otros cada año sin que nada suceda
porque vos te moriste y faltaste al festejo.
Cada día es un monte que escalar y coronar la cima.
Ayer era un abismo debajo de mis plantas:
sin vos,
sin tu tarjeta,
sin tus flores rosadas,
sin nada que decir este 9 de agosto.

1 comentario:

José W. Legaspi dijo...

Te mando un fuerte abrazo, Julieta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...