El mojado

El que mira oleajes de dolor
puede -a veces- pensar en el peso específico del sufrir;
pero jamás llegará a tocarlo esa espuma.
Por eso -a veces- abraza al mojado
Para sepa que hay algo seco donde descansar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes