miércoles, 4 de agosto de 2010

Noche de invierno

Voy por la calle y es de noche. Hace frío y todos están en sus casas. Por las ventanas, una luz amarilla y tibia dora los cristales y las familias comen repartida alrededor de una mesa común. La soledad es un círculo vacío que va rodeándome adonde desee ir. Todos hemos tenidos nuestra parte punzante de dolor, pero el mío carga la culpa de otra posibilidad que no deja de sentirse como una traición. No hay más que acericos violáceos en los que clavo uno por uno los alfileres y las agujas de la pena. Nadie habla más acá del silencio en que mi alma nada, perdida ya de vos.

1 comentario:

SE dijo...

Mala cosa cuando uno no puede deshacerse de su soledad porque la lleva tan adentro, mala cosa...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...