jueves, 23 de septiembre de 2010

Algún día

Algún día entornaré la puerta y te veré a trasluz y escucharás mi voz que dirá otras cosas y me dirás -bajito, como dicen los muertos- que ya era hora.
Algún día apoyaré las manos sobre otras superficies y sentiré la piel tiritar bajo la lluvia que me moja y me dirás -bajito, como dicen los muertos- que te olvide porque ya sabes que eso es imposible.
Algún día cerraré la humedad de mis ojos y volverán a crecer semillas en mi vientre y me dirás -bajito, como dicen los muertos- que el mundo se deshace si no se abre la boca para decir que es necesario estar en vida cada día, estar de pie cada mañana, tensar las piernas, la espalda, los largos brazos que parecen dos alas y volar hacia un cielo sin sombras a pura luz en medio de los días que se mojan de lágrimas, de risas, de recuerdos.
Algún día abriré tu cajita y saltará el perfume que tenía tu risa y podré cobijarte en medio de mis brazos y contarte cómo sigue la historia, por dónde me llevaron mis pasos, que hice de la dicha que me diste, cómo aprendí a vivir sin tenerte a mi lado y entonces sabremos que la vida se sostiene y perpetúa pese a todas las muertes y en mi casita azul, a orillas de otros mares, estará tu retrato porque todos habrán aprendido a quererte.

1 comentario:

Gabrielle Luna dijo...

Que precioso blog. No pude parar de leer, ni siquiera pude contener ciertas sonrisas, ciertos temblores de lagrimas.
Ojala sigas escribiendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...