Mañana de sol

Alejada de las palabras que me buscan para morderme los talones, deambulo en la emoción que escapa a las denotaciones y se sumerge plena en el océano connotativo de las dudas, los desasosiegos, las alegrías. A veces me detengo en el agua de los recuerdos que me mecen, pero el pasado es una cubeta de cristal que llevo en mis espaldas. Hacia adelante hay una mañana de sol y es toda mía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes