viernes, 8 de octubre de 2010

Amanecer de una semana de premios incomprensibles

Me desperté a las tres de la mañana pensando que eran las seis. Hice mate, le escribí a mi hermano y prendí la tele para ver la temperatura. Cuando vi las tres, me dije "Qué boludos, tienen mal la hora" (Admitir la propia responsabilidad jamás... La culpa es siempre de los otros.) Tomé mate, cargué música en el celular y me dije: "Qué oscuro está." Miré la hora en el teléfono y vi que eran 3:25. Me fui a leer a la cama un rato. Me dormí pensando que no me gustaba ni cinco que Vargas llosa se hubiera ganado el Nobel (¿Cuándo para Gelman, eh?) y soñé que compraba tres potes de yogur griego y me los comía en una estación de tren. Me despierté a las seis para oír que el de la paz se lo dieron a un chino. Estos suecos están muy muy mal. Por eso tienen tan alto porcentaje de suicidios...

2 comentarios:

José W. Legaspi dijo...

Yyyyyyy... son "zuecos", Julieta...
A Gelman, entre los olvidados, agregaría Onetti, Cortázar, Borges...
Pero, más allá de consideraciones que no son literarias, Vargas Llosa es un excelente escritor....
Creí que el de la Paz se lo darían a las Abuelas... pero no fue...Abrazo

forever dijo...

Like your writing style!! Please keep on working hard. ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...