domingo, 4 de octubre de 2009

La libreta roja

La primera frase. La primera palabra. La primera letra: la que comienza, la que abre la desnudez extensa de la página, el primer roce de la pluma sobre la lisa piel del papel inocente de tintas. La mano en el borde de la hoja que apenas acaricia su calidez. La primicia del perfume de la cubierta roja por esta vez invadiendo el olfato con su aroma de renglones finitos. ¿Y ahora? ¿Quién se atreve a decir qué es lo que debe ser escrito después de haber pasado con su suave textura de lenguaje por el tamiz del alma inexistentemente necesaria? ¿Y la sangre no es tinta para escribir por vez primera lo que se quiere en la hoja que aguarda y se estremece en la espera que no es sino la hora subsiguiente, el renglón sucesivo, la frase que se enrosca en el borde del cuerpo que acaricia la mano contra la hoja blanca y entre las tapas rojas? ¿Y el papel no es abrazable superficie entonces para la pluma que se moja en la tinta y dibuja en el cuello palabras atropellándose para ser las primeras que desgranen los labios? ¿Y la libreta roja no encierra entre sus tapas otro día, otra noche, otro tiempo y un mundo donde todo pareciera que fuese más de lo que se espera aunque no haya más palabras que las que ya se han dicho como si fueran nuevas?

2 comentarios:

Lucía Elisavetsky Campos dijo...

Jujuli, así se llama el libro que estoy escribiendo: Libreta Roja. :)
te amo y te extraño un chiiiingo. Jajaja.

Bsss

Gabrielle Luna dijo...

Maravilloso ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...