Pintar

Ahora dibujo y la palabra se transforma en un telón de fondo que transcurre, que se hilvana, que se deshace entre puntadas de colores y pienso en los dolores como gotas de luz en la punta de mis lápices y el agua se va yendo, limpiando la mañana donde no queda nada que pudiera dolerme demasiado, excepto vos. Pero trato de hacerte un sitio a mi costado para que veas lo que pinto y te pongas contento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes