martes, 4 de enero de 2011

Catábasis

¡Oh dioses, que ejercéis el imperio de las almas, calladas sombras, Caos y Flegeton!
¡Oh, vastas moradas de la noche y el silencio!
Séame lícito narrar las cosas que he oído.
¡Consiéntame vuestro numen descubrir los arcanos
del abismo y las tinieblas!
Virgilio. Eneida, VI, 264-267


Treinta pesos alcanzan para algunos días no es mucho pero alcanza hace frío carajo y además empieza a llover pero voy a poder comprarle el libro a Marita no es mucho ya sé a ver si me acomodo mejor me va a doler la espalda y después si esto sigue quizá haga otros pesos como está la cosa me conviene que esto siga ojalá que dure así también puedo comprarle las zapatillas pobrecita la nena las changas y esta lluvia de mierda justo hoy tenía que llover y así es buena la lluvia cuando estaba allá en Bahía Blanca nos íbamos con los pibes al campo el barro ¿y qué será del Tito? ¿estará así como yo en la lona y guardando un lugar en esta cola de mierda? ¿y la hermana? ¿cómo se llamaba? treinta pesos por esto el tipo de más allá pide veinte y esa otra pide cincuenta es mucho más vale treinta en mano que cincuenta volando no por mucho madrugar carajo a ver si éstos que pagan van a madrugar para eso estamos nosotros Marita el libro las zapatillas pero antes un kilo de buen pan y una buena tajada de dulce de membrillo ¿cómo se llamaba la lata de la vieja? mierda era redonda Marita debe acordarse petisa chiquita y redonda alcanzaba para dos días con la bestia de Mariano que se lo tragaba de un bocado ése sí que la hizo bien está allá pasándose la gran vida justo a tiempo ¿y la hermana? el Tito la odiaba porque la vieja siempre se la encajaba a todas partes el Tito con ¿Jimena? no Jimena no me revienta cuando se me va una cosa Juana ¿cómo se llamaba la pendeja ? una pesada era y la vieja Tito lleváte a tu hermana eso Juliana se llamaba y tenía unas trenzas que el Tito le tiraba de las trenzas y lloraba con unos mocos esta lluvia de mierda después me la encontré en dónde en la biblioteca de la facultad ¿qué año era? yo no conocía a Marita todavía ¿o sí? no no la conocía porque la mina estaba buena pero era la hermana del Tito y al principio no la reconocí claro si ya ni trenzas tenía y la vieja cómo rompía andábamos por el barro con la nena lloriqueando y le decíamos Tito dejá a tu hermana y no puedo chicos no puedo es mi vieja y una vez Mariano la subió a un árbol porque todos queríamos jugar a la pelota y la nena lloraba y ése cuánto cobrará podría preguntarle porque si está tan cerca y cobra menos mucho menos nadie me va a elegir y la nena necesita el libro y Marita podría comprar carne y hacer uno de esos guisos de antes ella estudiaba y la fábrica era lindo cuando yo volvía a la casa y Marita llegaba con la panza y los libros y cortaba la carne y la verdura y el tomate el juguito de todo cuando hervía e iba soltando todo para pasar el pan treinta pesos alcanza aunque sea para el libro la zapatilla de la nena pan y un pedazo de carne ¿alcanzará? para la carne un cachito nada más estoy cuarto a lo mejor es un poco caro treinta pero estos tipos ganan más comprando acá y vendiendo enfrente pero la fábrica cerró porque no necesitaban un ingeniero en ningún lado y yo le dije a Marita de cualquier cosa trabajo si hay que subir ladrillos yo subo ladrillos al principio estaba pretencioso pero después cualquier cosa lo que fuese para que los chicos comieran cómo llueve ahora menos mal que Marita me hizo traer esta campera que me mandó Mariano está buena la campera no pasa la lluvia y abriga también le mandó a los nenes y a Marita ese día la dejó en el árbol no no la dejó arriba la piba lloraba y lloraba pero nosotros dale que dale a la pelota y después como ganamos nos la dejamos y ya estábamos a tres cuadras de la casa y el Tito grita mi hermana y nos dimos cuenta de que la habíamos dejado arriba del árbol carajo el Tito se puso como loco le quería pegar a Mariano yo no tengo la culpa de que tu hermana sea una pesada rifála loco no la traigás más no se puede salir con una mujer vos no entendés Mariano yo por mí la dejo pero mi vieja ahora mi vieja me mata si se cayó mi vieja me mata y yo te mato a vos ¿a mí? ¿qué tengo que ver yo tarado? es tu hermana no la mía pero vos la subiste al árbol imbécil y todos corríamos para el campito y la nena estaba todavía arriba del árbol se había dormido entre dos ramas que la sostenían y el Tito se subió con Mariano y la despertó de un sopapo y vuelta a llorar tonta le gritaba el Tito ¿cómo te quedaste acá arriba estúpida? y la bajó cacheteándola pará bruto le gritó Mariano y se pelearon mientras la nena lloraba a los gritos con la cara roja de las bofetadas del Tito cómo me había olvidado de esto hace tantos años Mariano le encajó una piña al Tito que le destrozó la nariz se le puso como un huevo podrido y le sangraba la nena dejó de llorar de cómo le sangraba la nariz al Tito hasta Mariano se asustó lo llevamos a la salita y el doctor le puso hielo y le sacó una placa ¿habrá sido ahí cuando Mariano pensó que quería ser médico? sí debe haber sido ahí porque el doctor se lo llevó a Mariano afuera con la nena porque la tenía en brazos y la piba se había dormido después de tanto llorar cómo dormía la piba no sé qué le dijo Mariano nunca quiso decir qué le dijo el médico pero lo iba a ver una vez por semana cuando me llame le voy a preguntar si me acuerdo porque el tipo desapareció cuando nosotros también nos fuimos de Bahía el Tito se quedó porque el padre tenía negocios con la Marina ¿qué le vendía? unas arandelas para no sé qué cosa de los motores de unos aviones que los tipos tenían Mariano decía que el padre del Tito había ajustado las tuercas de los vuelos de la muerte el doctor la lluvia ésta me la manda quién mierda y encima empieza el frío si esto sigue a treinta pesos por día en cinco días hago ciento cincuenta cuánto hace que no tengo ciento cincuenta menos mal que está Mariano que se fue a Europa y yo como un boludo no quise y me peleé con Mariano treinta no es mucho pero hoy somos los que no estamos a ver si Mariano sabe cómo la estoy pasando claro él está cómodo allá dándose la buena vida y yo acá sin laburo haciéndole el caldo gordo a estos tipos que si fuera por mí cómo no me fui que los dos estudiar estudiamos y encima llueve no si yo estoy meado por un rinoceronte qué orgullosa estaba la vieja un hijo médico y el otro ingeniero se lo decía a la Choli qué piola el tipo ése que se trajo una mantita va a ser como esa vez que con Marita fuimos a ese recital con los milicos qué bien se sentía en ese momento y ¿el Tito? ¿qué se habrá hecho del Tito? la hermana al final estaba en la biblioteca de la facultad qué tiempos esos estábamos bien carajo y no en cambio ahora con éstos que se llevaron hasta el agua de la fuente de la Plaza de Mayo ¿era Mariano el que decía que ahí se habían lavado las patas el 17 de octubre? si seguimos así ahí voy a tener que ir a bañarme a la fuente estaría bueno miles de tipos de nuevo con las patas en el agua fresquita dicen que nos van a dar plata no sé si no tenés laburo y te anotás no sé dónde pero ni siquiera es seguro Marita dice que me anote que igual ya no tenemos nada ella limpia en esa casa y con lo que nos da la vieja de ella vamos tirando los chicos comen pero Marita pobre flaca si le hubiese hecho caso a Mariano y me hubiese ido con él el Tito le avisó que se fuera el pobre hablaba desde Bahía Blanca y el tarado de Mariano le discutía ¿qué habrá hablado Mariano aquella vez con el médico? ¿vendrá alguien mañana? ¿no estaré acá como un pelotudo para que mañana nadie venga y yo me vaya a casa con una bronca que al final la pagan Marita y los chicos? y mi suegra como una víbora que éste no trabaja que al final yo los mantengo y se la da de vago y muerto de hambre te hubieses casado con el hermano que está de médico y vivirías ahora en esa ciudad que no me acuerdo cómo se llama se llama Poittiers se dice poatié vieja de mierda que no me hace falta que me des si después vas a echármelo en cara y llueve llueve y los muchachos no quisieron agarrar cuando les dije que podíamos reabrir la fábrica en cooperativa yo sabía cómo si habrán sido cerdos claro mejor la indemnización calentita en el bolsillo que voy a poner un kiosco que voy a poner una verdulería la mierda nos llevó a todos ahora si me fijo capaz que alguno está en la cola engordándole el caldo a alguno de éstos que vienen a cambiar pesos por billetes el Tito ¿qué será del Tito? jugaba bien a la pelota el loco pero era medio facho nos dijo esa vez que a los zurditos de la universidad como ustedes los vamos a reventar en cuanto se descuiden pero ése era el viejo le llenaba la cabeza el viejo que le hacía las arandelas a la Marina y Mariano sacó una de sus grandes frases ése creía que con hablar y tirar unos panfletos iba a hacer la revolución y la revolución la hicieron éstos productiva decía que el salariazo que con la democracia se come sí Raúl si ahora estoy acá guardándole el lugar a uno de ésos a los que les hablaste con el corazón y te contestaron con el bolsillo con la democracia se educa por eso Marita no tiene los libros y después el dormido este último que iba a ser el médico y el maestro de todos que íbamos a tener la fiesta linda fiesta tuvimos cerró la fábrica y nos cagaron de nuevo palo y a la bolsa cerraron los bancos le afanaron a la gente a la que todavía tenía un mango porque lo que es a mí estoy bien porque ya no tienen qué afanarme linda joda y todavía los pelotudos salen a golpear la ollita con una cuchara qué suerte que todavía tienen ollas y qué sea lo que Dios quiera dijo éste último que venían los tipos el 20 por el barrio diciéndonos vamos a los supermercados que van a dar comida y la gente se prendió Marita quería pero yo le dije no le creas flaca qué va a dar el supermercado si ni para ellos tienen ¿te lo imaginás al Ruben regalando arroz? claro ni ahí lo veíamos al Ruben sacando latas a la vereda para que la gente comiera hubiese sido lindo pero el Ruben cerró las persianas cuando todos le llegaron como manada y mi suegra prendida al teléfono le gritaba a Marita que no me oyera y que se quedara en la casa porque era peligroso si la vieja hubiese sabido que era la hija la que me decía a mí vayamos vayamos así me traigo algo para comer unos días yo seré pobre pero no boludo y era raro que el Ruben justo él se pusiera generoso de golpe y después lo vimos por la tele la cana tiraba con los gases y estaba toda la gente ahí alrededor con los pibes y Marita no sé por qué no manda a la vieja al carajo si igual nos vamos a arreglar yo le pido a Mariano que en vez de camperas nos mande guita y se acabó el Tito le decía vos vas a llegar lejos Mariano y a Mariano le daba un ataque ni que el Tito hubiese sabido y se portó bien el tipo cuando lo llamó a Mariano para decirle que lo buscaban quiénes dijo Mariano quienes van a ser imbécil los milicos de Punta Alta estúpido que mi viejo les hacen las arandelas y le dijeron mire González cuide a su hijo que anda con ese mediquito que estamos buscando tu viejo es un hijo de puta le dijo Mariano mirá si era momento para decirle al Tito que el viejo era un trucho el chabón le avisaba y Mariano sale con sus principios la vieja lo subió a patadas al avión porque Mariano no se quería ir la vieja vendió todo para pagarle el boleto y el tipo no se quería ir que acá había que luchar que el pueblo iba a reclamarle por su fuga decí que la vieja tenía su personalidad porque le pegó un sopapo que le quedó la cara flotando en el aire le llenó la valija y lo llevó a Ezeiza en el colectivo 86 solitos los dos se fueron a la vieja no se le cayó ni una lágrima hasta que Mariano subió al avión y del Tito no supimos nada más hasta que vi a la hermana en la biblioteca ¿qué hacés acá? le dije lo mismo que vos supongo me dijo te bajaste del árbol y la piba se rió y me acordé de las trenzas y el Tito pegándole y le dije era medio bruto tu hermano no me dijo un bruto entero y nos reímos los dos estudiaba analista de sistemas creo y ¿vos que estudiás? me preguntó ingeniería industrial te vas a morir de hambre quién piensa en la industria en este país che ¿te volviste peronista vos? le dije a tu viejo le va dar un ataque a mi viejo hace tres años que no lo veo ¿y al Tito? ése se murió ¿el Tito? ¿se murió el Tito? la piba se rió a carcajadas no me dijo es una manera de decir se murió ¿por? estuvo en tantas raras y ahí me enteré que el tipo había hecho una fortuna en Punta Alta y no con arandelas justo al fin Mariano tenía razón y después la vieja se dejó morir que no fue otra cosa que no me lo digan a mí y que no le avisemos a Mariano cómo no le voy a avisar que estás enferma mamá vos no le decís nada y se acabó yo me voy a poner bien me voy a poner bien y se me murió en los brazos la vieja de triste se murió el corazón no le respondió y se murió de triste y la piba después me contó y Mariano vino y estaba enojado como si yo le estuviese ocultando algo fue un infarto le dije cuando lo llamé y al día siguiente vinimos con el 86 para la casa Marita no lo conocía y ahí estaba la vieja de mierda que se mantuvo callada pero un día se le fue la boca ¿y usted no pensó nunca en todo lo que sufría su mamá acá? le dijo no hacía otra cosa la pobrecita que hablar de usted y claro así no hay corazón que aguante y se enfermó y Mariano se enojó conmigo nos peleamos a los gritos claro así es fácil vos estás allá y no sabés lo que pasa acá ¿y por qué no me contaste así yo te ayudaba? claro el señor todo lo resuelvo qué imbécil fui con Mariano si al fin y al cabo el tipo no tenía la culpa Marita decía que yo le tenía envidia y que estaba celoso de que la vieja se hubiera muerto de tristeza por él y no por mí a las mujeres se les da por pensar cada cosa como la hermana del Tito que no me dijo en qué andaba el hermano después de tanta amenaza mirá si yo iba a saber que el Tito andaba en cosas pesadas así que era él el que sabía que buscaban a Mariano y este pelotudo al que puso pesos le daremos pesos y al que puso dólares le daremos dólares ¿y a los que pusimos el cuerpo qué? ¿nos darán una vida nueva? digo porque la vida ya me la gasté me la gastaron y Mariano esa vez después me dijo veníte conmigo al principio es medio jodido pero después tenés una vida mejor allá todo funciona y una vez que te legalizan podés planificar tu vida y yo como un imbécil le hablé de la patria ¿la patria? ésa se murió con Moreno allá en 1810 que al tipo lo tiraron al mar linda metáfora para fundar la patria digo llovía como ahora ¿cuántas horas más tendré que estar acá? ya deben ser como las cinco qué bien me vendría algo caliente Marita tenía razón que me decía que me trajera mate cocido en el termo con una galleta que ya se veía que iba a llover y acá hasta las diez no abren y hasta esa hora no va a venir nadie los tipos se levantan a las nueve la mujer les prepara un café un juguito de naranja y unas medialunas no como medialunas desde que cerró la fábrica se dan una ducha y vienen acá adonde este tarado por treinta pesos les guardó un lugar toda la noche para que ellos cambien pesos por dólares y mañana en vez de comer una medialuna coman dos y yo ni media galleta para engañar el estómago y después dije la patria esa de la escuela de la escarapela celeste y blanca y de San Martín que cruzó la cordillera a lomo de caballo si habrán sido truchos que el padre de la patria estaba sifilítico y lo cruzaron en camilla y con la espada con la pluma y la palabra ese Sarmiento en la cordillera dicen que escribió una frase en francés lindo patriota que escribía en lengua extranjera y encima se equivocó el autor otro trucho y yo le dije a Mariano que quería quedarme en la patria y a los dos meses cerraron la fábrica y la patria me dejó en pelotas como a los indios que mató Roca que está en los billetes de cien linda metáfora el billete más grande para el criminal más grande de la historia en el de veinte está Rosas otro que se las trajo ¿me dará el tipo uno de diez y uno de veinte o tres de diez? ¿quién está en el billete de diez? Belgrano está en el de diez ves ése me cae simpático ¿y en el de cinco? ¿quién está en el de cinco? San Martín mirá vos los más bajos tienen los mejores próceres y los más altos le voy a decir a Marita que le gusta pensar en estas cosas le voy a decir cuando vuelva con los tres Belgranos sí prefiero tres Belgranos a llevar un Roca Moreno no tiene ni un billete y si me va bien vuelvo mañana y pasado y hasta que esto se acabe así le digo a la vieja que se vaya a la mierda que a ver si ella me consigue un laburo ella que vive de lo que le dejó el marido que hasta después de muerto la sigue bancando así es fácil se rascó toda la vida y ahora critica y critica decí que si no fuera por ella no sé qué comerían los chicos así que me la aguanto y por la flaca que después de todo es la madre y la quiere y no se merece que además yo le haga eso que bastante me banca el mal humor que me agarra cuando pienso en qué mierda de país estamos viviendo que fuimos nosotros y no otros los que votamos a esta manga de tránsfugas así que no revoleen más la ollita y la cucharita que tienen lo que se merecen no yo yo no tengo lo que me merezco yo no me merecía estar acá esperando que venga un chorro educado pero chorro al fin a pagarme treinta pesos para ganar mil yo no festejé en el mundial del 78 yo no dije algo habrán hecho yo estuve en la Plaza aquel 30 de marzo en que nos corrieron a golpes yo no fui a gritarle viva a Galtieri por las Malvinas yo no aposté al dólar pero perdí igual yo no viajé a Miami yo no voté a ganador yo estuve en la Plaza de las Felices Pascuas yo luché contra la obediencia debida y el punto final yo estuve en la Plaza muchos jueves yo no me merecía esto vender mi alma por treinta dineros sólo treinta dineros no yo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...