Certezas

No son muchas las certezas;
son, más bien, unas pocas:
los ojos que se abren y se cierran sólo cuando nosotros les ordenamos que lo hagan;
el corazón que late sin que podamos interferir en ello;
la piel que se estremece aunque una se ponga tres abrigos superpuestos
y diga que hoy no, que quizá sea mañana o pasado o en un mes porque el futuro no es más que eso que se va posponiendo.
A veces se descarga un aguacero y despierta el perfume de la tierra;
a veces sale el sol y quema hasta la extenuación pero es una alegría contra el cielo del día.
Está la muerte y es una herida honda e incurable,
pero sigue la vida como un pañuelo que se despliega entre la yema de los dedos
y es una suerte que todo se inaugure después de tanta pena.

Comentarios

LoreVero ha dicho que…
"y es una suerte que todo se inaugure después de tanta pena"...Parece que el 2011 hay certezas/Deseos colectivos y Necesarios...
Buen comienzo, mejor continuacion...

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes