Volver

La noche espera en el borde de la ciudad que duerme.
Caen las últimas gotas de la lluvia sobre los límites de las palabras que se acurrucan para que nazca el día.
Cierro los ojos sobre la almohada blanca y tu perfume me abraza a través del silencio.
He regresado a casa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes