miércoles, 9 de marzo de 2011

Tu nombre


Cierro los ojos un segundo para poder mirar la esencia ventajosa del verano. La nuca se irisa de sudor como un collar de frescura aduraznada y huelo su perfume mojado. Debajo de mis párpados crece tu nombre húmedo y fecundo. Siento cómo echa sus raíces en la densa tierra de mis pupilas y da sus hojas asomando en las líneas sutiles con que se teje el iris. Mis pestañas aspan el viento en medio de tus letras y las refrescan una por una hasta que tiemblan movidas por el aire. En mis cejas se limpia la tormenta veraniega de tus sílabas y te veo con los ojos cerrados abriéndome un camino que me diga cómo era lo que yo esperaba y nunca acontecía. Después cuando entra la luz calurosa de marzo, tu nombre me acompaña con los ojos abiertos.

1 comentario:

wEn Rizo dijo...

"te veo con los ojos cerrados abriéndome un camino que me diga cómo era lo que yo esperaba y nunca acontecía"

En general, maravilloso...pero esta frase me dejó sin aliento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...