sábado, 18 de junio de 2011

Clase de palabras

En el cuerpo se tejen hilos delicados cuajados en cristales: una larga madeja donde se anudan insectos de alas incrustadas de nenúfares. En el centro de mi alma brilla una luz que huele a rosas y la alimento con fragmentitos de palabras que ella devora con avidez. En las extensas noches oscuras me alumbra para que pueda abrir los secretos que se esconden en los libros y que debo conocer. A veces nos estallan verbos entre los dedos, pero los sanamos con una infusión de adjetivos sutiles y todo dolor torna a cesar. En esa luz, cuidado por mil llaves doradas, vive tu nombre que ha sabido perdurar. Es el sustantivo más codiciado por los buscadores de milagros: solo yo lo conozco en toda la superficie del planeta. Sólo yo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...