jueves, 2 de junio de 2011

Enredadera

Sobre el muro la enredadera enrojece de puro otoño. Abre su desigual color y se sorprende de la belleza implícita de sus superficies encarnadas y suaves. Después vendrán los vientos para enseñarle lo efímero de la vanidad.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...