domingo, 26 de junio de 2011

Escritura


La superficie del día se sostiene alargándose hacia la noche en que oscurece.Es una página en la que escribo los sucesos cotidianos con suave tinta verde y una pluma delicada que no deje raspones.
A veces los asuntos se emborronan y no puedo continuar con las frases que se desmoronan sobre sí mismas. Entonces es difícil que el día continúe. La tinta se deshace seca sobre la hoja y los papeles vuelan llevados por el viento de la nada.
Pero otros días, la pluma se humedece en el cántaro tibio del silencio y saca un río de aguas torrentosas que cantan entre los sustantivos y los verbos como si fueran arroyos cristalinos donde el día se alarga para llenarse de risas, de abrazos, de perfumes.
Como si fuera el mundo rehaciéndose en tinta, la hoja se completa y en la noche se aquieta para que entren tus ojos y me escriban el alma.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...