Irremediable

Yo tenía un corazón adentro de una nuez, envuelta en un tul bordado con margaritas, que un pajarito llevaba en su pico; pero no lo viste: el pájarito se enfermó, el tul se deshizo, la nuez se secó y mi corazón quedó llorando sentado en el cordón de la vereda de una calle por la que nunca vas a pasar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes