lunes, 15 de agosto de 2011

Mañana de lunes


Junto al olivo canta un pájaro.
Y atrás la higuera consume su porción de muro cotidiano.
Es un día nuevo,
como una hoja en blanco para llenar con horas.
Hoja a hoja los árboles se desperezan sobre mi corazón fragante.
Y cae el agua al cántaro con melodías antiguas.
En la cocina se tuesta el pan
y el café desenrolla su encantamiento perfumado.
Hablo como un susurro,
aquietada en el aire perfecto, transparente.
Se oye una ducha lejos y alguien que canta en el jardín de al lado.
Mis ojos se deslumbran
y mi alma llama al bosque de los álamos altísimos.
Voy a decirte con palabras hiladas como cuentas de vidrio
que el amor es algo que se siembra para que dé sus frutos en otros mundos.
Hay que abonar la tierra: lo demás es una suerte de lluvias y tormentas.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...