domingo, 11 de septiembre de 2011

Azar de azahares

Azahares blancos de puro azar -podrían haber quedado rojos después de que manara la herida y su perfume dulzático y selvón-.
Azahares azabaches y azulinos que se derraman por las alcantarillas hasta caer en bañeras enlozadas donde se pone un agua tibia y vos te sumergís.
Azahares en azafates de mimbre que crujen cuando los llevan las doncellas entregadas al roce de plumas y organdí.
Azahares y azafranes por los azarbes donde cae la tarde reflejada en el agua que se quema de sol.
Azahares por los azagadores de los campos donde gritan los insectos al verse tachonados por la sombra en todas las azancas.
Azahares en recipientes de azófar donde la luz se quiebra y se repite fragmentada en los cristales azulgrana de la noche.
Azahares azogados por el frío, azurados de hielo y muertos ya.
Azahares de limón en medio de las piernas al pie de la alfaguara y llegando la mora con los alfileres de azar enterrados en medio de los ojos: verdes azogues sus nítricas pupilas de cítrico perfume.
Y yo que me callé.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...