sábado, 10 de septiembre de 2011

Nocturnitancia

Como una línea delicada rozando apenas la columna vertebral.
Dientes.
Burbujas de agua jabonosa.
Unas yemas de árboles acuáticos que viven bajo el mar.
Así se pasa el sol.
De boca en boca.
De lengua en lengua.
¿Y después?
Después susurran las alondras en el oscuro reparo de la intimidad.
Secretos.
Tazas de té azul.
Voladitos de azúcar.
Después llega la noche, pero mucho después.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...