Fantasías

Una boca se calla y encalla las palabras que no dice. Después se abre la mano sobre la piel dormida y habla. Se despiertan los labios y vuelan pájaros desaforados en el borde mojado de la sábana. Tengo los ojos abiertos en la noche para pegar la dentellada furibunda que cave una fosa de salivas perfectas. Y caen los verbos como cántaros abiertos por donde corre el agua. El resto es fantasía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes