jueves, 3 de noviembre de 2011

Imposible

Si yo supiera,
si tuviera tan solo la certeza,
si me hubieran sido concedidas las horas
y no el hartazgo
y no la saturada paciencia que se torna impaciente
y no el retorcido hilo del pensamiento,
tal vez habría podido hablar
con la boca que refresca las aguas
para decir que sí,
que era suficiente,
que había otras maneras de mirar el futuro
que no fuera la que yo siento ahora
con mi silencio en medio de la lengua
haciéndose palabras que no diré
porque jamás me pertenecen.
Yo voy a construir un mundo como luz corriendo por mis yemas.
Me veo en él y lo recorro con suntuosidad dormida de pantera.
Entre sus muros de cristal encendido pasa solo mi cuerpo.
Nadie responde.
Tanto que ya he dejado de formular preguntas
que sepan a mañana de siembra.
El aire reverbera y yo aspiro sus burbujas de tibia carne verde.
No digo lo que sea: es tan solo imposible.
Y me detengo entonces para que nadie trace sendas que no recorreré aunque me llamen en todos los idiomas que conozco.
El tiempo dirá cómo eran los mapas que ahora se disuelven en tintas de color.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...