sábado, 5 de noviembre de 2011

El lenguaje es un virus

Las palabras me cercan:
tendré que resistir y dejarlas pasar,
no ver su superficie dérmica llena de bocas que murmuran "bébeme".
No soy Alicia, no deseo crecer.
Cierro los ojos para no verlas en un afán inútil porque se trepan por mi espalda,
me rozan,
penetran mis oídos,
los llenan con sus sílabas,
los lamen con sus fricatividades curiosamente explosivas y bilabiales,
y se encadenan en una sintaxis deshilachada que se muestra a sí misma qué incorrecta que es.
Se paran en las fronteras de los desiertos para conquistar el exterminio de las sustancias pre-verbales con el golpe de lanza de su futura entonación.
Las palabras me cercan:
exponen impúdicas su punto de articulación
mientras escupen a cada uno de los animales que soy.
Como siempre lo supe: el lenguaje es un virus y hace tiempo que perdí el carnet de vacunación.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...