lunes, 23 de enero de 2012

Bautismos

Quiero que sepas mi nombre:
el que tejo con hilo de arañas blancas cuando la luna se esconde y brilla como un camino en medio de la sombra;
el que saben las hierbas que se doblan en su verdor como las sábanas de la tierra;
el que devoran las raíces de los tréboles cuando los pájaros pequeños tironean de ellos;
el que beben las águilas cuando baten con sus alas el viento húmedo de la montaña;
el que tallan los bueyes que trazan los surcos como cicatrices abiertas en el campo;
el que sacude sin cesar el trigal cuando entona su melodía amarilla y madura.
Quiero que sepas mi nombre:
un secreto escondido en el ruedo del tiempo.
Cada vez la copa se vuelca desde una perspectiva diferente.
Tengo alas en la espalda,
pero esta vez no deseo volar para ver desde lejos el dolor de los hombres.
Quiero dormir en el hueco que me hagan tus brazos
mientras decís mi nombre privado
y me hundo en tu boca para nacer entera en tu fe bautismal.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...